procesando informacion
Un niño de cinco años murió después de ser dejado dentro de un coche fuera de su casa en Houston, Texas, durante al menos dos horas.
El caso se registró ayer, durante una ola de calor que azotó la región, llevando las temperaturas a 38ºC.Según la policía, la madre y la hermana mayor del niño también estaban en el coche, pero salieron del vehículo distraídas con los preparativos del cumpleaños de la niña de 8 años, olvidándose del niño.

La madre dijo a los agentes que el niño sabía desabrocharse el cinturón de seguridad y abrir la puerta del coche, que no tenía seguro para niños, y que se había imaginado que había salido del vehículo, al igual que ellos.
El sheriff del condado de Harris, Ed González, dijo a los periodistas locales que la madre echó de menos al niño “dos o tres horas después” de que saliera del vehículo. Lo llamó varias veces y luego lo encontró inconsciente en el coche.
Los socorristas fueron llamados alrededor de las 3 de la tarde, pero encontraron al niño muerto en el lugar. La policía no dijo si la madre será acusada por la muerte.
Ford advierte del peligro de dejar a los bebés y a los perros encerrados en el coche
 
La empresa europea Ford ha creado una campaña para concienciar a los ciudadanos de que no deben dejar a sus hijos o animales domésticos encerrados en el coche.
Para mostrar los efectos del calor en el interior de un coche, Ford utilizó esculturas de hielo con la forma de un bebé y un perro. Estas esculturas se colocaron dentro de un Focus en un laboratorio de pruebas de Ford en Colonia (Alemania).
En 19 minutos, el interior del coche cerrado puede alcanzar los 50°C.
El cuerpo de un niño se calienta más rápido que el de un adulto y esto aumenta las posibilidades de morir por un golpe de calor.
Los perros regulan su temperatura a través de la respiración, en un coche cerrado y caliente la humedad aumenta rápidamente y el perro puede morir de un golpe de calor en seis minutos.
Todos los días vemos noticias que nos asustan, porque son muchas las imprudencias de padres y madres que dejan a sus hijos dentro del coche.
Los casos son tan frecuentes que ya existen algunos dispositivos creados para advertir a los padres que llevan niños en el asiento trasero.
Los expertos no dejan de advertir que la causa más común de insolación en niños menores de cuatro años no es la exposición al sol en un parque, en la playa o en una piscina, sino dejar al niño en el coche.
Un coche aparcado al sol, ya sea en verano o en invierno, se convierte en un “pequeño horno”.
Algunas personas piensan que no pasará nada si se dejan las ventanas parcialmente abiertas, sin embargo, esto es un gran error, ya que el aire entrante no podrá reducir el aumento de la temperatura.

Write A Comment