procesando informacion

De magnitud 5,9, según el Servicio Geológico de Estados Unidos, el seísmo sacudió una zona montañosa y remota del este del país, cerca de la frontera con Pakistán, lo que explica el elevado número de víctimas. El terremoto se sintió en la capital, Kabul.

El gobierno habla de un riesgo de desastre humanitario. Al menos otras 1.500 personas resultaron heridas.El terremoto se produjo de madrugada, hacia la 1:30, a 44 km de la ciudad de Khost, cerca de la frontera con Pakistán, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS). El temblor se produjo a 10 km de profundidad a la 1.30 de la madrugada en una zona de difícil acceso cerca de la frontera con Pakistán y se sintió en la capital, Kabul, y en los países vecinos, India y Pakistán.

El USGS, que vigila los temblores en todo el mundo en tiempo real, registró una magnitud de 5,9. El Departamento de Meteorología del vecino Pakistán, por su parte, dijo que el temblor alcanzó una magnitud de 6,1. En ambos casos, la magnitud no se considera muy alta, y lo que explica el gran número de muertes es la región donde se produjo el terremoto, una zona extremadamente montañosa con muchos pueblos en condiciones precarias.
Por este motivo, se produjo un salto en el número de muertes entre la primera evaluación, en la que hubo 280 muertos, y la segunda, en la que las autoridades ya habían registrado 920 víctimas mortales. Al tercer día, el recuento había superado los 1.000, y las autoridades dicen que todavía hay muchos pueblos a los que las fuerzas de rescate no han podido llegar.
“Es probable que el número de muertos aumente, ya que algunas de las aldeas se encuentran en zonas montañosas remotas y se necesitará algún tiempo para recoger los detalles”, dijo un portavoz del Ministerio del Interior.
El gobierno de Afganistán ya habla de un riesgo de desastre humanitario. La catástrofe se produce en un momento en el que Afganistán se enfrenta a una grave crisis económica desde que los talibanes tomaron el poder en agosto del año pasado, mientras las fuerzas internacionales dirigidas por Estados Unidos se retiraban tras dos décadas de guerra.
“Hemos pedido a las agencias de ayuda que presten asistencia inmediata a las víctimas del terremoto para evitar una catástrofe humanitaria”, dijo el portavoz adjunto del gobierno, Bilal Karimi. Indicó que varias casas han sido destruidas y muchas personas están atrapadas entre los escombros.
La mayoría de las muertes confirmadas se produjeron en la provincia oriental afgana de Paktika, donde murieron 255 personas y más de 200 resultaron heridas, dijo Salahuddin Ayubi, funcionario del Ministerio del Interior.
En la provincia de Khost, 25 personas murieron y 90 fueron trasladadas al hospital.
Las autoridades han puesto en marcha una operación de rescate y se están utilizando helicópteros para llegar a los heridos y llevar suministros médicos y alimentos.
 
El Papa lamenta las muertes
 
En la audiencia semanal del Vaticano, el Papa Francisco se pronunció sobre el terremoto.
“En las últimas horas, un terremoto ha causado grandes daños en Afganistán. Expreso mi solidaridad con los heridos y los afectados por el terremoto, y rezo en particular por los que han perdido la vida y sus familias. Espero que, con la ayuda de todos, se alivie el sufrimiento del pueblo afgano”, dijo el Pontífice.

Write A Comment