procesando informacion

El gobierno mexicano ha emitido una declaración de emergencia debido a las sequías extremas en varias regiones, lo que permite tomar medidas extraordinarias para garantizar el suministro de agua.

La declaratoria de emergencia “permite implementar medidas transitorias para garantizar el abastecimiento de agua a la población donde se presenten dichas condiciones”, dijo el miércoles (13) en Twitter el organismo gubernamental encargado de la gestión y preservación del agua en el país, la Comisión Nacional del Agua (Conagua).
Estas medidas temporales ordenan a los titulares de concesiones de agua para uso agrícola o industrial que permitan su uso a terceros.
También se prevé la limitación de las concesiones de uso de agua existentes, para que el líquido se destine al uso doméstico y público.
A través de un decreto, la Conagua detalló que en las diferentes cuencas del país se han presentado sequías en la modalidad “severa, extrema o excepcional”.
Varias zonas de México se han visto afectadas por la escasez de agua, lo que ha llevado a las autoridades a ordenar su racionamiento.
En Monterrey, la capital industrial del país, miles de personas se abastecen del líquido en camiones cisterna mientras las autoridades racionan el suministro.
La semana pasada, tras una negociación con las autoridades federales, las industrias y los agricultores acordaron suministrar el 37% del agua que necesita la ciudad.
Los embalses de Novo León, el estado norteño donde se encuentra Monterrey, están en niveles mínimos. La situación se repite en zonas del estado de Baja California, que hace semanas se enfrentaron a protestas por la falta de suministro, en ciudades como Ensenada.
En algunos sectores de la Ciudad de México, como Iztapalapa, donde viven 1,8 millones de personas, es habitual que las autoridades racionen el agua y envíen camiones cisterna para paliar la escasez.
Racionamiento de agua en Monterrey
 
Hace un mes, el gobierno decretó un racionamiento de agua de 6 horas al día debido a la sequía en Monterrey.
El uso del agua sólo se permitía entre las 4 y las 10 de la mañana diariamente.
Monterrey es un centro comercial cuya área metropolitana alberga a 5,3 millones de personas. El estado de Nuevo León, donde se encuentra Monterrey, ha experimentado cada vez más temperaturas superiores a los 40 grados centígrados y entró en estado de emergencia por una “sequía extrema” en febrero. La región ha estado experimentando cantidades de lluvia inferiores a las esperadas desde 2015, dijo Barragán.
La sequía que azota a México se extiende por gran parte del territorio en distintos grados. Una intensa ola de calor y la falta de lluvias en los últimos meses han empeorado la situación, que ya ha afectado al interior de México y ha provocado escasez de agua y robos en algunos estados del norte y noroeste.
Las altas temperaturas no han remitido y esto, unido a la falta de lluvias, está agravando la situación de sed en el país. La Conagua informó que el termómetro alcanza entre 40 y 45 grados centígrados en 20 de los 32 estados. Mientras tanto, hay un déficit de precipitaciones cercano al 23% en relación con la cifra histórica nacional para este mismo periodo, según la agencia.
La sequía volverá a afectar a la producción agrícola, que ya se resiente de la falta de lluvias que sufrió en 2021, cuando el país sufrió “una de las sequías más graves y prolongadas en décadas”.
“Si vas al campo y ves los brotes de los tallos de maíz que ya tienen un buen tamaño, tienen mucha sed y eso no permite que el maíz crezca lo suficiente y entonces vamos a tener pérdidas”, dijo Margarito Favela González, quien forma parte de la vigilancia de un módulo de riego en el campo.

Write A Comment