procesando informacion

Todavía no hay un número total de heridos, pero el accidente ocurrió en una plaza de toros improvisada en el Tolima.

El accidente ocurrió el 26 de junio y la prensa colombiana citó diferentes cifras de heridos. El periódico El Tiempo, que cita a las autoridades locales, dice que hay 500 heridos. Radio Caracol dice que hay al menos 60.
El accidente se produjo durante un acto tradicional de San Pedro, en el que se anima al público a entrar en la plaza con los toros. Según la prensa local, un toro se escapó de la plaza y provocó el pánico en el pueblo.
El toro tardó en ser cogido y provocó el pánico en las calles de Espinal. El municipio llegó a declarar la alerta amarilla para hacer frente a la emergencia.
En declaraciones a Caracol radio, el director de la Defensa Civil, mayor Luis Fernando Vélez, dijo que un grupo de voluntarios ha apoyado las labores de rescate.
En las redes sociales, el presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, lamentó el accidente.
“Espero que todas las personas afectadas por el desprendimiento puedan recuperarse. Esto ya había ocurrido antes en Sincelejo. Pido a los alcaldes que no autoricen más espectáculos con muerte de personas o animales”, escribió el presidente electo.
Los vídeos que circulan por las redes sociales muestran el derrumbe de la estructura de cuatro plantas en el interior de la plaza de toros donde se celebraba la corrida. A continuación, decenas de espectadores huyen del lugar mientras los socorristas corren hacia la tribuna derrumbada.
“Lamentablemente no se puede controlar a las personas que entran a la corrida de manera irresponsable, pero estamos garantizando la seguridad para que la comunidad se divierta sanamente”, dijo el secretario de Gobierno de El Espinal, Ever Sarimiento, según el portal El Espectador.
Las corridas de toros siguen estando permitidas en el país
En algunas ciudades, como Armenia, están prohibidos.
La Plaza de Toros, que era una plaza de toros, ha sido abandonada por el gobierno y el lugar se ha convertido en un criadero de mosquitos, convirtiéndose en el blanco de las quejas de la población de esta ciudad a 280 kilómetros de la capital del país.
El alcalde José Manuel Ríos, del Movimiento Alternativo Indígena y Social (MAIS – no confundir con el MAS boliviano), un partido de resistencia indígena de centro-izquierda colombiano, decidió pedir al gobierno federal que transformara el espacio en un megajardín.
“Vamos a crear procesos de propagación y reproducción de material vegetal, así como la producción de insumos necesarios para el trabajo agrícola. Además, trabajaremos con el objetivo de generar 180 millones de árboles. Además, el espacio estará destinado a mejorar las iniciativas de huertos urbanos en todo el municipio”, dijo Manuel Ríos en rueda de prensa.

“Este cambio será un paso importante para el desarrollo de nuestra ciudad. Armenia será vista como la capital verde de Colombia y será un ejemplo de transformación ambiental para todo el resto del país”, añadió el alcalde.
Este modelo puede ser adoptado por otras ciudades colombianas.
“Con el apoyo de la gerencia federal, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y la Alcaldía, transformaremos esta arena en un pulmón para toda la región del Quindío. Será un centro medioambiental que servirá de motor para ampliar la diversidad medioambiental y la seguridad alimentaria de todo el pueblo”, dijo el Ministro de Medio Ambiente, Carlos Eduardo Correa.
El debate sobre el fin de las corridas de toros también avanza en la política institucional colombiana.

Write A Comment