procesando informacion

Las noticias falsas pueden tener consecuencias en el mundo real. En las elecciones presidenciales de EE. UU. de 2016, por ejemplo, se difundieron historias falsas en las redes sociales sobre la entonces candidata Hillary Clinton. Estas historias pueden haber tenido un impacto en el resultado de las elecciones.

En algunos casos, las noticias falsas pueden conducir a la violencia. En 2015, por ejemplo, un rumor de que secuestradores de niños estaban operando en México derivó en una serie de ataques violentos contra personas inocentes.

Las noticias falsas también pueden causar daños financieros. En 2018, por ejemplo, una historia falsa sobre Apple circuló ampliamente en las redes sociales. La historia provocó que el precio de las acciones de la empresa cayera brevemente.

¿Se puede hacer algo para detener la difusión de noticias falsas? Algunos expertos creen que la educación es clave. Si las personas aprenden a evaluar críticamente la información que ven en línea, es menos probable que crean historias falsas.

Otros expertos creen que las empresas de redes sociales deberían hacer más para detener la difusión de noticias falsas. Por ejemplo, podrían eliminar historias falsas de sus plataformas o etiquetarlas como tales.
Cualquiera que sea la solución, está claro que la difusión de noticias falsas es un problema que debe abordarse.

El Caballo de Troya fue un regalo ofrecido por los griegos a los romanos, que ocultaba gran contenido en su interior, que tuvo consecuencias devastadoras para quienes lo recibieron.

Porque parece inofensivo pero causa un gran daño, la difusión de noticias falsas y sus efectos son similares al regalo dado a los romanos. En el escenario de la ineficiencia sistema educativo brasileño, la ilusión es dada por la credibilidad de informaciones falsas, provocando la alienación de la población y la retroalimentación de estas revelaciones, lo que implica representantes irresponsables y mala gestión pública.

En primera instancia, el factor generador de este escenario es la falta de instrucción y la criticidad de los brasileños. Como menciona Paulo Freire, la falta de educación aprisiona al sujeto en la desconocimiento, dando espacio a la difusión de noticias sin fundamentos probado. Por ello, el colectivo enajenado se alimenta de una realidad alterada, y en medio de la vida social y política, la difunde, lo que explica la necesidad de mejorar de la educación brasileña para que se rompa este circuito continuo.

En este sesgo, las nefastas consecuencias de la falta de educación hacen elegir representantes irresponsables y mala gestión pública. Como ilustración de estos efectos, discusión y apoyo se lleva por parte de los diputados federales en la Cámara a la conjunto de medicamentos contra el coronavirus en 2021. Tal cóctel no es aceptado por el propio Consejo Nacional de Medicina, sacando a la luz la incapacidad técnica del directivos para tomar decisiones a favor del bienestar común.

Aparece, entonces, la primordialidad de los cambios en la educación brasileña para romper con los efectos y causas de las Fake News en el país. Para que esto suceda, depende de lo Ministerio de Educación para ampliar la Base Escolar Nacional, a través de la obligatoriedad enseñar el uso y consumo de fuentes científicas y legítimas, además de gestionar conjuntamente con representantes educativos municipales, ruedas de conversación en las escuelas con el objetivo de discutir y concienciar sobre las consecuencias prácticas de este mal en la sociedad. Entonces el Población brasileña podrá superar este problema y prosperar una nación más supieras.

Write A Comment