procesando informacion

La Justicia Federal de México ha ordenado el fin de las corridas de toros en favor del bienestar animal.

El juez federal Jonathan Bass suspendió las actividades en la Monumental Plaza de Toros de la Ciudad de México a finales de mayo, tras un amparo promovido por la asociación civil Justicia Justa, que consideró el trato a los toros como degradante.La decisión aún no es definitiva. La empresa que explota el estadio tiene 10 días hábiles para impugnar la decisión ante el tribunal. Pero mientras dure el proceso, las operaciones estarán paralizadas.

El juez también calificó la decisión como un “beneficio para toda la sociedad mexicana”, ya que considera que la suspensión de las corridas de toros evitaría que se culpara a la empresa si, por ejemplo, muriera un animal.
El juez también argumentó que, aunque la tauromaquia es una práctica cultural, los animales son heridos, torturados y asesinados. Por lo tanto, era necesaria una evaluación estricta de dichas acciones.
“La sociedad está interesada en respetar la integridad física y emocional de todos los animales porque son seres vivos que conforman ecosistemas y, por tanto, aportan servicios ambientales esenciales para el ser humano”, dijo.
Debates

Toda esta discusión se inició en 2019 y hubo personas que se pronunciaron a favor de continuar con los espectáculos y por la preservación de las tradiciones, alegando que la tauromaquia es parte de la cultura mexicana.
Otras personas estaban en contra de la práctica, y argumentaban que las corridas de toros provocan el maltrato y la muerte de los toros.
En la cámara, la mayoría de los miembros están a favor de la prohibición de las corridas de toros, pero en el lado legislativo del país, muchos representantes se muestran recelosos por los trabajos relacionados con las plazas y los eventos que se celebran.
Independientemente de la decisión oficial del tribunal, es probable que la norma de la Ciudad de México se extienda a todo el país.
Violencia contra los animales en las corridas de toros

Las corridas de toros son un acontecimiento cultural cuya finalidad es que el toro sea sacrificado. La muerte lenta y dolorosa del animal comienza cuando uno o varios toreros le clavan estacas en el lomo para que muera lentamente por la hemorragia y el dolor.
Los toros suelen ser drogados con sustancias anestésicas que se administran en pequeñas cantidades y provocan un efecto calmante. Pero la dosis no siempre está bien calculada.
Esta práctica es destacada en España y Portugal, y también ocurre de manera diferente pero no menos cruel en México, Perú, Colombia y otros.

Cómo se producen las corridas de toros
Las corridas de toros se dividen en tres partes. El toro se suelta en la arena y corre para que el torero pueda evaluar su comportamiento.
A continuación, el matador entra en escena y pone a prueba al animal con su capote.
En la primera parte, un jinete entra en la arena y golpea al toro para que sus golpes en la cabeza sean menos potentes.
En la segunda parte, entran los banderilleros, que clavan tres pares de lanzas en el lomo del animal.
Finalmente, el matador torea con la muleta y termina con un golpe de espada entre los hombros del toro, lo que provoca la muerte inmediata del animal.

Write A Comment